Crítica

Emilio Valdés. Sueños de infancia

Enviar a un amigo   Imprimir

Decía Rilke que la verdadera patria era la infancia. Y es que la infancia nos remite a ese lugar en el que los sueños aún estaban por alcanzar, los mundos todavía eran mágicos y la nostalgia aún no había hecho acto de presencia. Parte de la infancia de Emilio Valdés (México, 1982) transcurrió en compañía de su abuelo, un gran aficionado al aeromodelismo de la Segunda Guerra Mundial. Y como la infancia no deja de ser uno de los principales nutrientes de nuestra vida, todo ese imaginario acumulado a lo largo de las jornadas compartidas con su abuelo ha sido plasmado por Valdés en una serie de obras pobladas de aviones de la Segunda Guerra Mundial, que se baten en duelos aéreos y que no dejan de ser prolongaciones del ser humano.


Emilio Valdés ha elegido papeles de gran formato y la tinta china para recrear esas máquinas capaces de cumplir al mismo tiempo uno de los sueños del ser humano, volar, y una de sus peores pesadillas, matar. Ese contraste está plasmado en una serie de inscripciones que acompañan a muchos de los aviones que aparecen en esta exposición en las que pueden leerse frases del estilo de "A woman is more dangerous than a loaded pistol" ("una mujer es más peligrosa que una pistola cargada"), "Nobody's gonna miss you" ("Nadie va a echarte de menos") o "Is this really necessary?" ("¿Es esto realmente necesario?"), frase última que da título a la exposición. 


Estas expresiones juegan con la masculinidad de los pilotos que tripulan estas máquinas de la muerte y, de forma paralela, plantean muchas dudas sobre la conveniencia de llevar adelante su misión mortífera. Y es que por mucho que se quiera revestir de heroicidad, la guerra no deja de ser un acto horrible en el que el soldado pierde su identidad para convertirse en un engranaje más de un aparato que tan solo busca aniquilar al enemigo. Esta pérdida de identidad está claramente reflejada en una de las obras en las que vemos a un soldado anónimo, sin un rostro definido. Una obra que puede contemplarse como una evolución de otra serie anterior de Valdés en la que los humanos se transformaban en ratas, de forma que se resaltaba ese lado animal que todos llevamos dentro.


Si nos centramos más en aspectos formales, encontramos ciertas similitudes entre el estilo de Valdés y el de algunos artistas pertenecientes al neoexpresionismo alemán como Lüpertz o Immendorf, o incluso con sus "antepasados" expresionistas como Otto Dix o Kokoschka. De hecho, puestos a remontarnos en el tiempo, algunas obras de Valdés son herederas de los grabados de Durero y su maestría en el uso del buril. Sin embargo, los trazos de este artista mexicano están pasados por la contemporaneidad de la mano de un estilo que se acerca al de algunos cómics de autores como Robert Crumb.


Por último, cabe destacar que este autor ha llegado a las salas de la Galería Luis Adelantado a través de la Convocatoria Internacional que cada año realiza esta galería valenciana para buscar nuevos talentos. Todo un esfuerzo y una apuesta por la internacionalización, que tanta falta hace a la escena artística valenciana y que tantos autores interesantes ha producido a lo largo de los últimos años.


EMILIO VALDÉS. IS THIS TRIP REALLY NECESSARY?

GALERÍA LUIS ADELANTADO. VALENCIA

HASTA EL 16 DE ABRIL DE 2012



Volver a la página anterior
  Inglés | Español

 

Trailer del documental
"Valdés como pretexto"

© 2010 www.perfectwide.com. Todos los derechos reservados.