Crítica

En busca del coleccionista mexicano

Enviar a un amigo   Imprimir

Coger la maleta y salir a vender. Ese parece ser el destino que han elegido las doce galerías españolas que han acudido a la feria de arte Zona Maco que se celebra actualmente en  México DF y que reúne a 95 galerías de 15 países.

Y a tenor del resultado parece que han acertado. México es un país cuya economía crece anualmente un 4 por ciento, uno de los denominados hoy en día  como países emergentes, y, además, es considerado por los expertos del arte como una potencia en cuanto a coleccionismo privado. No en vano el hombre más rico del mundo, el mexicano Carlos Slim, acaba de inaugurar el Museo Soumaya, que lleva el nombre de su mujer y que reúne en un espectacular edificio de 17.000 metros cuadrados y de un coste de 46 millones de euros, una selección de sus más de 66.000 obras, entre las que destacan autores como El Greco, José Ribera, Rubens, Renoir, van Gogh, Sorolla, Miró, Dalí o una de las mejores colecciones de Rodin. Una colección ecléctica y expuesta de una manera un poco caótica pero que pone de manifiesto el poder económico de este coleccionista mexicano.
 
A Slim le sigue su socio Carlos Pérez Simón, quien atesora una colección de más de 1500 piezas entre la que se encuentran grandes maestros como Goya, Rubens, Murillo, Canaletto, Monet, Gauguin o van Gogh, junto con otras obras de autores del siglo XX como Picasso, Miró o los valencianos Manolo Valdés y Juan Genovés.

El tercero en subir al podium del coleccionismo mexicano es Eugenio López Alonso, propietario de la empresa de zumos Jumex, y que pronto va a competir con Slim con la construcción de un museo para su colección diseñado por el arquitecto David Chipperfield, autor en Valencia del edificio Veles i Vents. López Alonso ha invertido más de 80 millones de dólares en una colección en la que destacan autores contemporáneos como Andy Warhol, Donald Judd, Dan Flavin, Carl Andre o el mexicano Gabriel Orozco.

Por todo ello, no es de extrañar que en los primeros días de la feria se haya vendido una obra de Anish Kapoor por más de un millón de dólares. Algo que no ocurrió en la pasada edición de ARCO. Y es que las galerías españolas presentes en esta feria han realizado un balance muy positivo de las ventas realizadas en este mercado emergente. No hay que olvidar que, al fin y al cabo, una feria de arte es un lugar donde se vende y compra obras de arte. El caso más paradigmático quizás sea el de la galería valenciana Luis Adelantado, quien, además de estar presente en esta feria desde hace muchos años, ha abierto una sede de su galería cerca de la colonia Polanco, una de las más exclusivas de México. Adelantado ha inaugurado un espectacular espacio de más de más de 1.500 metros cuadrados, en los que recientemente han expuesto autores como Luis Gordillo o Juan Navarro Baldeweg. Y es que, en tiempos de crisis, no hay nada como diversificar mercados.



Volver a la página anterior
  Inglés | Español

 

Trailer del documental
"Valdés como pretexto"

© 2010 www.perfectwide.com. Todos los derechos reservados.