Crítica

El papel del arte. Colección de obra sobre papel del Moma y del IVAM

Enviar a un amigo   Imprimir
La coincidencia en el IVAM de las exposiciones «Compass in hand. Selección de la Colección de dibujo contemporáneo de la Judith Rothschild Foundation» y «Obra sobre papel en la colección del IVAM» permite realizar una reflexión en torno a la producción artística sobre papel y establecer, al mismo tiempo, un paralelismo entre las dos instituciones a las que pertenecen estas colecciones: el IVAM y el MOMA de Nueva York.

El mercado del arte siempre ha menospreciado la obra artística producida sobre papel frente a la producida sobre tela. Algo que puede comprobarse fácilmente con tan sólo echar un vistazo a la lista de precios de un artista contemporáneo y ver las diferencias existentes entre los distintos soportes. Un menosprecio que en cierto modo se ha trasladado al público, pues muchos visitantes califican de menor una exposición de obras sobre papel de un artista que también tenga una producción sobre tela. Sin embargo, el dibujo es el primer pensamiento visual del artista y este dibujo realizado sobre un papel puede quedarse en un mero boceto o constituir una obra completa concebida y experimentada de la misma manera que una obra realizada sobre lienzo. Tanto en la colección del MOMA como en la del IVAM pueden encontrarse varios ejemplos de ello.

A simple vista, y si tomamos como paradigma de artista del siglo XX a Jasper Johns, podría decirse que la diferencia entre ambas colecciones radica en que la del MOMA alberga obra original de este artista frente a los grabados seriados que posee el IVAM. Sin embargo, un análisis más profundo de ambas colecciones indica que el museo valenciano no sale mal parado en la comparación con el MOMA, sobre todo si tenemos en cuenta que nos encontramos ante un museo creado en Nueva York en 1929 y que ha sido testigo y a la vez protagonista del desarrollo de gran parte del arte del siglo XX, frente a una institución que fue creada en Valencia en 1989, sesenta años después.

Asimismo, la naturaleza de la colección de dibujo contemporáneo de la Judith Rothschild Foundation también nos da otra clave de la diferencia entre estas dos colecciones, e incluso entre las dos sociedades en las que han surgido. La colección de dibujo contemporáneo de la Judith Rothschild Foundation –compuesta por 2.600 obras sobre papel de 600 artistas– pasó a formar parte del MOMA a través de una donación, frente a la colección del IVAM, que se ha conformado por medio de las compras realizadas a través los fondos públicos de que ha dispuesto el museo desde su fundación, salvo algunas donaciones realizadas por los artistas. La mentalidad calvinista del coleccionista norteamericano de devolver a la sociedad lo que ésta le ha dado, frente a la mentalidad del coleccionista español, basada en la donación por herencia de obras de arte a sus descendientes.

La otra diferencia entre estas dos exposiciones radica en el diferente periodo temporal de cada una de ellas. La Judith Rothschild del MOMA se centra en autores contemporáneos, frente a la del IVAM, que abarca tanto el arte moderno (siglo XX) como el contemporáneo.

La colección de la Judith Rothchild Foundation, conformada por Harvey S. Shipley Miller con el asesoramiento de Gary Garrels, arranca en los años 50 y finaliza en 2005, año en que Miller la dio por finalizada para donarla al MOMA. El título de la muestra, «Compass in hand» («Compás en mano»), hace referencia a la ambición de esta colección, que pasa tanto por abarcar centros artísticos dispersos (como un compás de navegación) como por prestar atención a las distintas expresiones creativas (aquí el compás haría referencia a una herramienta de dibujo). Dentro de este amplio concepto, encontramos grandes obras de arte como los mencionados de Jasper Johns titulados «From Juan Gris», una colorista obra de Cy Twombly que nada tiene que envidiar a una tela suya, un dibujo de Philip Guston de 1968 en el que aparecen sus famosas figuras de encapuchados; las líneas de Dan Flavin o un retrato de David Hockney realizado con lápiz por Elizabeth Peyton. En esa intención de abarcar otros centros artísticos destaca una amplia presencia de artistas alemanes contemporáneos como Polke, Richter, Lüpertz, Penck, Baselitz o Immendorf. Dentro de este apartado alemán, destacan por su tamaño y calidad las obras presentes de Sigmar Polke, claros ejemplos de que una obra sobre papel no es una obra menor. Por último, esta exposición presenta como novedad la inclusión de obras realizadas por el dibujante de cómics Robert Crumb. Si el MOMA se destacó en su día por ser el primer museo en incluir la fotografía en sus colecciones, parece que ahora quieren hacer lo propio con el cómic.

Por su parte, la muestra del IVAM presenta una selección de 226 obras sobre papel pertenecientes a su colección que hacen un repaso a toda la historia del arte del siglo XX. La muestra arranca con Pinazo, que representa en Valencia el paso del siglo XIX al XX y por tanto el arranque de la modernidad, para seguir con las vanguardias rusas con autores como Francis Picabia o Robert y Sonia Delaunay. Destaca especialmente la obra de los artistas comprometidos en la lucha contra el fascismo como Grosz, Heartfield o Renau, quienes utilizaron el papel, y en especial el fotomontaje, para plasmar su creatividad. El informalismo que surge en el periodo de posguerra tiene a Soulages, Tàpies y Saura como sus representantes europeos, y los americanos Kline, Newman y Gorky como abanderados del expresionismo abstracto. La muestra sigue su recorrido cronológico y así llegamos a autores como Rauschenberg, Jasper Johns, Frank Stella, Richard Hamilton, Valerio Adami, Yves Klein, Equipo Crónica, Lucebert, Lüpertz, Polke o Robert Smithson. Un buen puñado de piezas que remarcan esa vocación internacional que siempre ha tenido el IVAM y que le ha llevado a reunir este destacable conjunto de piezas de los grandes maestros del siglo XX.
 
 


Volver a la página anterior
  Inglés | Español

 

Trailer del documental
"Valdés como pretexto"

© 2010 www.perfectwide.com. Todos los derechos reservados.