Crítica

Revival normativo

Enviar a un amigo   Imprimir
La reproducción de exposiciones que marcaron un hito en el devenir de la Historia del Arte es una práctica común en el mundo de los museos. Quizás el mejor ejemplo lo constituya la exposición “Arte Degenerado” comisariada en 1991 por la experta Stephanie Barron para  Los Angeles County Museum of Art y el Art Institute de Chicago y que reproducía la muestra del mismo nombre que organizó el Gobierno Nazi en 1937 en Munich para ridiculizar el arte moderno del momento.
La exposición que aquí nos ocupa sigue, a nivel local, la estela de esta tendencia museística y reproduce la exposición titulada “Primera exposición Conjunta de Arte Normativo Español” que se inauguró el 12 de marzo de 1960 en el Ateneo Mercantil de Valencia. A pesar de que en España vieron la luz tres artistas clave del siglo XX como son Picasso, Dalí y Miró, el aislamiento en el que cayó el país tras la guerra civil y la instauración de la dictadura franquista hizo que España fuera impermeable a muchos de los movimientos artísticos que irrumpieron en la escena internacional a partir de la segunda mitad del siglo. Precisamente, una de las primeras muestras que intentó romper ese aislamiento fue esta que tuvo lugar en Valencia impulsada por el Grupo Parpalló (Andreu Alfaro, Isidoro Balaguer, José Martínez Peris, Monjalés y Eusebio Sempere) y que además contó con la participación del Equipo 57, del Equipo Córdoba, de Manuel Calvo y de José María de Labra.

Esta exposición, que en su parte teórica contó con la colaboración del crítico de arte Vicente Aguilera Cerni, pretendía reunir a una serie de autores cuyo trabajo seguía los principios que inspiraron el constructivismo y la Bauhaus, con lo que llegaban a España, con varias décadas de retraso, temas como la cooperación interdisciplinar y la integración de las artes. Pero si buscamos un amplio denominador común que aglutine a los artistas presentes en esta muestra, este podría ser la abstracción geométrica, pues en la misma encontramos obras tan dispares entre sí como las esculturas de Alfaro, las cajas de luz de Sempere o los óleos de Monjalés.

En definitiva, una exposición que no pretende ser una reconstrucción fiel de la organizada en Valencia hace 50 años pero que ayuda a recordar a un grupo de artistas (el arte normativo no llego a constituirse en movimiento) que supuso un soplo de aire fresco y un punto de inflexión para la escena artística española de aquel entonces. Algunos de esos autores siguen hoy en activo y, al contemplar el trabajo que realizan actualmente, a uno le viene a la cabeza aquella canción de Miguel Ríos titulada “Los viejos rockeros, nunca mueren”.
 
“ARTE NORMATIVO”. MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO DE ALICANTE (MACA) y CENTRO DEL CARMEN DE VALENCIA.


Volver a la página anterior
  Inglés | Español

 

Trailer del documental
"Valdés como pretexto"

© 2010 www.perfectwide.com. Todos los derechos reservados.