Crítica

El diario íntimo de Picasso

Enviar a un amigo   Imprimir
“Su diario más íntimo”. Así fue como el historiador Pierre Daix, experto en la obra de Picasso, calificó la obra gráfica del pintor malagueño. Una obra que conforma los fondos más importantes que atesora la Fundación Bancaja, que se ha convertido en la institución privada del mundo que posee los mayores fondos de obra gráfica de Picasso.

Esta operación de adquisición por parte de la Fundación Bancaja de la obra gráfica de Picasso – compuesta principalmente por las suites Vollard, 347 y 156 - fue posible gracias al asesoramiento del catedrático de Historia del Arte, Kosme de Barañano, quien cuando ocupó el cargo de subdirector del Museo Reina Sofía ya puso en marcha junto con el entonces director Tomás Llorens toda una “operación Picasso”, que llevaría un buen número de obras de este artista a un museo que carecía de ellas debido al ostracismo artístico en el que había vivido España durante la dictadura franquista. De hecho, Barañano fue el comisario de las exposiciones en el Centro Cultural Bancaja de la Suite 156 (año 1997) y de la Suite 347 (año 2000).

Los fondos de la Fundación Bancaja, que hasta la fecha estaban compuestos básicamente por artistas valencianos, pasaron así a enriquecerse con la obra gráfica del artista más universal del siglo XX. Si el dibujo constituye el pensamiento visual de un artista – lo que Ingres denominaba “la probité de l’art” -, en el caso de Picasso, podemos decir que su obra gráfica, que sobrepasa las dos mil estampas, constituye todo un recorrido por su vida, tal y como se puede comprobar en las tres suites adquiridas por Bancaja.
 
SUITE VOLLARD
El marchante de arte Ambroise Vollard conoció a un Picasso adolescente, de quien organizó una exposición en junio de 1901 y fue precisamente él quien compró sus primeros grabados en 1904: “Le repas frugal” y la serie “Saltimbanques”. Tras haber colaborado con él en la ilustración de la novela de Balzac “Le Chef-d’oeuvre inconnu”, le encargó la realización de una serie de cien grabados con una temática totalmente libre. Picasso grabó entre el 13 de septiembre de 1930 y marzo de 1937 cien cobres que recibirían el nombre de la Suite Vollard.

Los expertos han clasificado la temática de estos grabados en dos grupos principales: El escultor y su modelo, y el minotauro. Ese diario íntimo que constituye toda la obra gráfica de Picasso da cuenta en esta ocasión de sus amores con Marie-Thérése, una vez su matrimonio con Olga Koklova ya había fracasado. El deseo aparece a través de la figura del minotauro que observa y posee, en ocasiones de forma violenta, a una modelo cuyos rasgos corresponden a los de la joven amante del pintor. Asimismo, en esta suite aparece por primera vez otra constante en la obra gráfica de Picasso: Rembrandt, “su único rival y maestro en el grabado”, tal y como afirma Pierre Daix.
 
SUITE 347
“Conviene abordar la serie de los 347 grabados con un espíritu abierto a la alegría, a las bromas, a las burlas, al humor, al buen talante y al placer: placer de ver, de reír, de divertirse”. Las palabras de la historiadora Brigitte Baer, autora del catálogo razonado de la obra gráfica de Picasso, resumen de manera muy precisa el espíritu de la Suite 347 que el artista realizó a lo largo del verano de 1968. Esta suite reúne la práctica totalidad de temas presentes en la obra de Picasso: los referentes al público, a las modelos, al circo, al cine, a los grandes maestros, a las corridas de toros, al flamenco, a la mitología grecorromana, al paisaje mediterráneo, a los temas que el artista veía en la televisión o a la novela “La Celestina” a la que dedica 66 grabados y de la que el artista poseía dos ejemplares antiguos, uno del siglo XVI. Además, esta suite incluye más técnicas de grabado además del aguafuerte, como el aguatinta con resinas, con azúcar o las puntas secas, entre otras.

La Suite 347 está compuesta por una edición de 50 ejemplares y 17 pruebas de artista. La serie adquirida por Bancaja es una de las cinco únicas pruebas que fueron firmadas directamente por Picasso a lápiz. Esta Suite fue mostrada por primera vez como conjunto en la galería Louise Leiris de París en 1968. Debido al erotismo de algunas estampas, en especial de las referidas a los juegos del pintor Rafael con su amante la Fornarina, se expusieron en una sala privada, cerrada al público en general. Más tarde fue presentada en el Art Institute de Chicago. La posesión de esta suite sitúa a Bancaja al nivel de las otras instituciones que poseen una serie completa: el Museo Picasso de Barcelona, la Biblioteca Nacional de París (depositaria legal de todo lo que se edita en Francia), el Museo Ludwig de Colonia, el Museo de Israel en Jerusalén, el Art Institute de Chicago y el Museo Picasso de París (que no tiene la edición completa).
 
SUITE 156
La Suite 156, realizada entre enero de 1970 y marzo de 1972, es la última obra gráfica de Picasso y la última exposición montada en la vida del artista, quien fallecería el 8 de abril de 1973. La serie, como su nombre indica, está compuesta por 156 estampas de las que sólo cuatro fueron editadas y firmadas a lápiz por el artista antes de su muerte, a pesar de que había dado el “bon á tirer” para toda la serie en 1972. Finalmente, fueron sus grabadores, los hermanos Aldo y Piero Crommelynck (éste último, su mujer y su hija aparecen precisamente en el primer grabado de la serie) quienes editaron el resto de grabados por encargo de Louise Leiris y quienes firmaron con un sello con el nombre de Picasso.
Sólo existen tres series completas de esta suite, que se encuentran en el Museo Picasso de París, en una colección particular y la de la Fundación Bancaja. La Biblioteca Nacional de París, el Museo Picasso de Barcelona y el Museo Ludwig de Colonia poseen una serie con 155 grabados, pues les falta el número siete, del que sólo se hicieron tres pruebas y del que no se ha encontrado la plancha de cobre.

Esta suite incluye buena parte de los temas presentes en la obra gráfica de Picasso pero con especial incidencia en el sexo y en el diálogo con los grandes maestros de la Historia del Arte. De este Modo, artistas como Rafael, Rembrandt, Velázquez, Courbert, Ingres, Delacroix, Manet, Degas (quien aparece en más de 50 grabados de esta serie) o el propio Picasso aparecen en una suite que constituye todo un epílogo de ese cuaderno de bitácora, “journal de bord”, que constituye la obra gráfica de Picasso, y que ha convertido a la Fundación Bancaja en un referente a nivel internacional de la obra de este maestro del siglo XX.


Volver a la página anterior
  Inglés | Español

 

Trailer del documental
"Valdés como pretexto"

© 2010 www.perfectwide.com. Todos los derechos reservados.