Viaje

Amsterdam

Enviar a un amigo   Imprimir

Amsterdam es una ciudad esquizofrénica en la que conviven dos personalidades bien diferenciadas. El Dr. Jekyll es la ciudad histórica con algunos de los mejores museos de Europa y Mr. Hyde está representado por el barrio rojo donde las prostitutas ofrecen sus cuerpos desde las luces rojas de un escaparate y donde los coffeshop ofrecen sus drogas blandas a las hordas de jóvenes en busca de un tipo de diversión que en sus países es ilegal.

La ciudad, surcada por innumerables canales y más de mil puentes, es bonita en su conjunto aunque ningún edificio ni monumento sobresale sobre el resto, de ahí quizás su encanto. Su origen es medieval, por lo que se echa en falta la colonización del Imperio Romano que dejó su impronta por una gran parte de lo que hoy conocemos como Europa. Los días mínimos necesarios para ver la ciudad son dos.

El presente texto tan sólo recoge una serie de pinceladas sobre la ciudad que, como no podía ser de otra forma, dan una visión subjetiva  y parcial de la ciudad pensada básicamente para viajeros con inquietudes históricas, artísticas y gastronómicas.  

ISLA DE LOS MUSEOS

Amsterdam tiene como Berlín una isla de los museos aunque con menor número que la capital alemana. Los museos de Amsterdam constituyen uno de sus principales atractivos y se pueden visitar dado su tamaño y concentración en un solo día, aunque, si es posible, es recomendable espaciarlos en tiempo para no saturarse de museos. En invierno, existe una pista de patinaje sobre hielo entre los tres museos donde pasar un rato agradable.

VAN GOGH MUSEUM : Museo dedicado al más internacional de los pintores holandeses y el más cotizado en los mercados de subastas, aunque también acoge obras de autores contemporáneos a él. El edificio fue inauguradao en 1973 y es obra del arquitecto Gerrit Rietveld, aunque fue ampliado en 1999 por Kisho Kurokawa. Una ampliación muy funcional y que se dedica a las exposiciones temporales. El museo se abrió con el legado de Theo el hermano de Vincent, marchante de arte que llegó a reunir 200 cuadros y 500 dibujos de su protegido. Entre sus cuadros destacan “Jarrón con girasoles”, “El cuarto de Arles” o “Cuervos en el trigal”, último cuadro pintado por Van Gogh y en el que los cuervos se han interpretado como la muerte que viene a por el pintor.
 
 
Aparte de estos cuadros más conocidos, el museo acoge un buen número de obras del Van Gogh joven que comenzó a pintar en Holanda, antes de marchar a París, Arles y San Remy donde realizaría sus cuadros más coloristas y conocidos. La visita al museo comienza en la última planta con las obras de autores coetáneos a  Van Gogh, donde se pueden ver interesantes cuadros de Monet, Sisley o el conocido “Monte de Santa Victoria” de Cezanne. La segunda planta alberga una curiosa sala de lectura y de didáctica que vale la pena visitar. Las cajas registradoras de la tienda echan humo.
 
 
RIJKSMUSEUM: El Prado de Holanda pero tan sólo con arte holandés. Cuadros muy conocidos de Veermer, como “La pinche de cocina” (Kitchen Maid) que derrama leche en un bol; de Rembrandt, como “La novia judía”; o de Avercamp, “Paisaje invernal con patinadores”.
 
 
 
Mención especial merece “La Ronda Nocturna” de Rembrandt, cuadro de grandes proporciones dispuesto al final de un corredor central con salas a los lados pintadas de diferente colores. Toda una experiencia donde se puede apreciar perfectamente la célebre técnica del “claroscuro” tan característica de Rembrandt. El museo es muy grande y una buena parte está destinada a las artes decorativas. Mi consejo es ser selectivo e ir directamente a los cuadros que queráis ver.
 

  
STEDELIJK MUSEUM: Una de las mejores colecciones de arte moderno de Europa pero con un montaje espacial auténticamente desastroso. No existen prácticamente indicaciones de las distintas salas y muchas de las mejores piezas no están expuestas. Asimismo es complicado diferenciar la parte de exposición permanente de la temporal. Entre los cuadros de la colección permanente destacan un gran número perteneciente al constructivismo, con gran número de lienzos de Malevich y alguno de Mondrian. Asimismo, hay piezas de Monet (1), Van Gogh (3), Picasso, Braque, Chagall y de diversos autores de las segunda mitad de siglo como Barnet Newman, Lucio Fontana, Mark Rotko o Frank Stella. Como curiosidad, señalar que eiste un cuadro de Newman que fue acuchillado por un loco y que ha sufrido un impresionante trabajo de restauración, que se detalla en la sala, hasta devolverlo a su estado original. Los cuadros de De Kooning no estaban expuestos en el momento en que visité el museo al igual que los de los representantes del grupo Cobra. La ampliación realizada por el arquitecto portugués Alvaro Siza tampoco mejora demasiado el recinto.


BARRIO ROJO

La otra cara de Amsterdam está representada principalmente por el Barrio Rojo y es el principal atractivo para el 50% de los turistas que visitan la ciudad. La prostitución en Amsterdam se remonta al origen mismo de la ciudad por su calidad de enclave portuario de primer nivel. Como la mayoría de barrios chinos, está situado en el centro de la ciudad pero con la peculiaridad de que es una zona totalmente segura y posiblemente, la más concurrida de la ciudad. Se puede pasear tanto de día como de noche por sus principales calles sin temor a ser asaltado o molestado, hay incluso grupos de turistas con guía por la zona. Las prostitutas ofrecen sus cuerpos bañados por la luz roja del neón desde los escaparates de las plantas bajas de las casas. La práctica de la prostitución es legal en Holanda siempre y cuando las prostitutas no intenten captar sus clientes en la calle. La policía patrulla las calles del barrio rojo y hay hasta un centro de atención de prostitutas junto a la Oude Kerk (iglesia vieja) situada en pleno centro del barrio rojo. El elefante rosso es la sala de espectáculos con mayor éxito y se puede ver una numerosa cola en su entrada en la que hay desde grupos de turistas hasta parejas.

LA HAYA

Una de las excursiones que se pueden realizar desde Amsterdam es La Haya, capital política de Holanda que alberga instituciones tan prestigiosas como el Parlamento o el Tribunal Internacional de Justicia, donde se juzgan los crímenes contra la humanidad. Hay una gran frecuencia de trenes desde la Centraal Station hacia La Haya y la duración del trayecto no llega a tres cuartos de hora. Una vez se sale de la estación de La Haya hay que girar hacia la izquierda y en cinco minutos andando se llega al centro, donde se pueden observar el grupo de casas que componen el Gobierno de Holanda y La Mauritshuis. Esta pequeña mansión perteneció a Johann Maurits, antiguo gobernador de Brasil y actualmente alberga un museo con algunas obras capitales de la pintura holandesa, como La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp de Rembrandt, Mujer con turbante o Vista de Delft de Vermeer, o El jilgüero de Carel Fabritius.
 
 
Si visitáis este museo podréis comprobar quién es el único médico que lleva sombrero en el cuadro de Rembrandt y de dónde cuelga la perla que lleva la mujer del turbante. Una experiencia recomendable.
 


CURIOSIDADES DE AMSTERDAM

PASEOS EN BARCA POR LOS CANALES: Enfrente de la estación de tren se encuentra el muelle desde donde parte las barcas que recorren los canales llenas de turistas. A pesar de constituir un tópico, el recorrido es atractivo es una buena manera de tener una primera impresión de la ciudad. El trayecto es de una hora de duración y la explicación es en holandés, francés e inglés.
 
PLAZA DAMM: Es la plaza más popular y céntrica de Amsterdam. Acoge el Palacio Real, aún utilizado por la familia real para actos oficiales, y la Nieuwe Kerk, segunda iglesia de la cIudad que se empezó a construir en el siglo XIV al quedarse pequeña la Oude Kerk, es la iglesia donde se casa la familia real holandesa. Plaza de obligado paso.
 

 
BEGIJNOHF: Conjunto de casas construidas alrededor de un jardín que incluyen la casa más antigua de Amsterdam. Antiguamente acogía a las Begijntjes, congregación católica de mujeres laicas que vivía como monjas.
 

CHET BAKER: El inolvidable músico de jazz norteamericano autor de temas como My funny Valentine murió en Amsterdam de una sobredosis y no precisamente de hamburguesas. Una placa en el Hotel Prins Hendrikkade, lugar donde falleció situado en la calle del mismo nombre, le recuerda.

LEIDSE PLEIN: Plaza con un gran ambiente joven y numerosos restaurantes y bares, como el Grand Café, el Hotel Americano (con una curiosa cafetería art decó) o el Melkweg, centro cultural alternativo con cafetería y salas de exposiciones, donde poder tomar un café.

LEIDSE STRAAT: Calle con innumerables tiendas que desemboca en Leidse Plein.

BULLDOG: El más famoso de los coffee-shop. El original está en Leidse plein pero ha abierto nuevos locales por toda la ciudad. Tiene la misma filosofía que el Hard Rock Café, con tienda de merchandasing incluida, con la diferencia de que vende hachís y marihuana. Sólo con entrar ya se percibe el característico olor a porro.

RESTAURANTES

La cocina holandesa no es conocida precisamente por su calidad y variedad. Es difícil encontrar sitios de típica comida holandesa y, por el contrario, Amsterdam acoge infinidad de restaurantes de cocina internacional, sobresaliendo los de cocina asiática debido a la influencia que en su día ejerció la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. La mayoría de museos tiene restaurantes con comida decente y a precio asequible para las horas de la comida. Para salir a la aventura en busca de un lugar para cenar, lo más recomendable es la zona de Leidse Plein o Spui Straat. Los restaurantes son un poco más caros que en España, aunque los turistas atraídos por las luces de neón se alimentan en las numerosas pizzerias, Mc Donalds y kebabs turcos. En cuanto a la bebida, el agua se puede pedir del grifo (“garraf”) y los vinos son considerablemente más caros que en España

HAESJE CLAES: Restaurante de comida típica holandesa. Su especialidad son los arenques ahumados (industria que propició al auge de Amsterdam en la Edad Media al encontrar una forma de poder exportar los arenques), las croquetas de queso holandés, el solomillo con salsa bernesa y el entrecot con salsa de queso gouda. 30 euros por persona. Spuistraat 273.

LUDEN: Restaurante regentado por un joven holandés muy simpático. Instauró el menú de precio fijo en el que se pueden elegir varios primeros y varios segundos. 30 euros. Spuistraat 304.
 
LULU: Pequeño restaurante de cocina francesa con encanto. 25 euros. Runstraat, 8

MANCHURIAN: Lujoso restaurante de comida asiática con diferentes menús de precio fijo. 40 euros. Leidse Plein.
 
RESTAURANTE RANCHO: Existe un gran número de restaurantes de comida argentina, entre los que destacan los Rancho, pues hay cerca de diez dispersos por la ciudad. La calidad y el servicio son buenos y los filetes de carne son de un tamaño considerable. 25 euros. Leidse Plein y otras calles.



Volver a la página anterior
  Inglés | Español

 

Trailer del documental
"Valdés como pretexto"

© 2010 www.perfectwide.com. Todos los derechos reservados.