Viaje

Berlín. Un paseo por el siglo XX

Enviar a un amigo   Imprimir

Berlín es una ciudad relativamente nueva, los primeros escritos en que se nombra datan de 1237, y que no alcanzó su máximo esplendor hasta la época del barroco con el imperio prusiano. Lo destacable del Berlín actual es que constituye una ciudad en cuyo paisaje urbano se puede contemplar toda la historia del siglo XX: el kaiser, la primera guerra mundial, la república de Weimar, el nazismo, la segunda guerra mundial, la guerra fría, el comunismo y la caída del muro; y en sus museos se puede contemplar toda la historia de la humanidad: del Egipto de los faraones hasta el arte pop de Warhol, pasando por el templo de Pérgamo.  Sin olvidar, que Berlín supone el futuro, pues empieza a ser denominado el Nueva York de Europa.

Berlín cuenta con 17 museos dependientes todos de los Museos Estatales de Berlín, cuyo director es Peter Klaus Schuster, muchos de los cuales estaban emplazados en  Berlín del Este. Actualmente, los museos se encuentran en un período de reestructuración debido a la unificación de Berlín, por lo que algunos pueden estar en reformas.

El presente texto tan sólo recoge una serie de pinceladas sobre la ciudad de Berlín que, como no podía ser de otra forma, dan una visión subjetiva  y parcial de la ciudad pensada básicamente para viajeros con inquietudes históricas, artísticas y gastronómicas.

Cuatro días es el período de tiempo mínimo para poder hacerse una idea de lo que es Berlín. El presente texto se ha dividido en cuatro áreas, dos ellas pertenecían al antiguo Berlín del Este (Isla de los museos – Mitte y Unter der linden) y las otras dos a la zona occidental (Tiergarten y Charlotemburg) que se pueden visitar con calma en cuatro días. Es posible visitar varias áreas en un día pero sin duda es algo cansado. Luego, hay una serie de apéndices que pueden intercalarse de la manera más conveniente.


ISLA DE LOS MUSEOS - MITTE

Como su nombre indica, es una especie de isla bordeada por el río Spree que alberga algunos de los mejores museos que, durante la guerra fría, quedaron del lado de Berlín del Este. Precisamente, Mitte es el barrio que ha acogido gran número de talleres de artistas y jóvenes que han convertido este lugar en  uno de los más dinámicos y animados de Berlín.

PERGAMOMUSEUM: El altar mayor de Pérgamo da nombre al gran competidor del Museo Británico en cuanto a arqueología se refiere. Los restos de la antigua ciudad de Pérgamo, situada en la costa occidental de Turquía, han sido trasladados a este museo. Es especialmente destacable el altar mayor por los relieves del mismo, mejor conservados que los del Partenón que se encuentran en Londres.
 
 
La sala contigua acoge la no menos espectacular puerta del mercado de Mileto (otra ciudad de la península de Turquía) cuya fachada recuerda a la del templo de Petra en Jordania. El museo también contiene la puerta de Isthar (nombre de una película de aventuras de Warren Beatty y Dustin Hoffman en el desierto) que daba entrada a una de las ciudades más importantes de Babilonia, así como numerosos leones alados y relieves de la época de Nabucodonosor II (ese rey con trencitas en la barba y melena larga). Por último, también puedes encontrar en el piso superior el museo islámico que contiene, para sorpresa de los visitantes españoles, una habitación entera de la Alhambra de Granada conocida como Torre de las Damas, además de numerosos restos de tapices, libros y esculturas islámicas.
 

ALTES MUSEUM: La importancia de este museo radica en que fue el primer edificio diseñado expresamente con la finalidad de ser un museo. Anteriores museos, como el Louvre no fueron diseñados para albergar obras de arte sino para ser palacios. Federico el Grande, tras ganar la batalla de Waterloo (1815) a las tropas francesas y entrar en París, quedó gratamente sorprendido por la colección de arte del museo de Napoleón, lo que le llevó al rey de Prusia a comprar en bloque 157 cuadros de la colección Giustiniani, creada al final del siglo XVI por el cardenal Benedetto Giustiniani y su hermano el marques de Vicenzo y compuesta principalmente por obras de Caravaggio y contemporáneos suyos. Esta colección fue instalada por Federico el Grande en diversas dependencias como Charlottemburg, Berlin o Postdam pero un año más tarde el rey tuvo la idea de agrupar toda la colección en un solo museo y encargó el diseño al arquitecto Karl Friedrich Schinkel, quien finalizó el edificio en 1830. El diseño arquitectónico consta de un hall de entrada circular con 18 columnas y una cúpula inspirada claramente en el panteón de Roma. Desde este hall de distribuyen los distintos espacios expositivos. El diseño de este museo ha marcado indudablemente la historia de la museología. Actualmente, acoge una buena colección de arte griego y romano, destacando el conocido busto de Pericles y el mosaico de la villa de Adriano.

CATEDRAL DE BERLÍN: Conocida como Dome. Data de 1750. De estilo barroco. Tras la Segunda Guerra Mundial, quedó en lado del Este, por lo que fue desacralizada. Actualmente, vuelve a ser lugar de culto protestante.

ALEXANDER PLATZ: Mítica plaza de Berlín del Este con numerosas reminiscencias cinéfilas y literarias. Antes de entrar en esta vasta plaza, puedes ver aún en la isla de los museos el Palace Republik, palacio que albergaba el parlamento de la RDA y cuyo estilo cuadriculado es típico de las construcciones de esta zona. Actualmente, se encuentra en un estado lamentable y hay un debate sobre qué hacer con él: reformarlo o derribarlo. Quizás cuando llegues, ya se haya solucionado el problema. Una vez en la plaza, puedes observar la imponente torre de telecomunicaciones con la que los comunistas intentaban demostrar sus adelantos técnicos. Se puede visitar y observar una panorámica de Berlín desde su parte más alta. La plaza también acoge el ayuntamiento de la ciudad de ladrillo rojo y numerosos edificios cuadrangulares de la época soviética. Como anécdota, se puede uno tomar un Big Mac en plena Alexander Platz a la salud de todos los jerifaltes soviéticos que pronosticaron que el muro no caería nunca.

HACKESCHE HÖFE: Este nombre tan difícil de pronunciar acoge un gigantesco complejo de principios de siglo XIX compuesto por una intrincada red de patios comunicados y rodeados de elevados edificios de bellas proporciones. Es una de las intervenciones más curiosas que se ha llevado a cabo tras la caída del muro en el barrio de Mitte. Una especie de Melrose Place berlinés.
 

SINAGOGA: La sinagoga de Berlín fue destruida parcialmente en 1938 en la infame noche conocida como de los cristales rotos. En 1988 se inició su total reconstrucción que ya ha sido completada, recuperando su estado original.

TIERGARTEN

Más que un jardín constituye un auténtico bosque dentro de Berlín. En el centro del mismo, se encuentra la columna que sustenta al ángel dorado conocido por la película “El cielo sobre Berlín” de Wim Wenders (con un vistazo desde el taxi o el autobús ya está visto). Lo interesante de esta zona es el sur del parque donde se encuentra el Kultur Forum con una serie de edificios destacables:

GEMALDEGALERIE: Es el Museo de Bellas Artes de Berlín, o sea, el equivalente al Prado en Madrid. Entre sus numerosos cuadros se encuentran obras de Velázquez (retrato de su mujer), Rubens, Tiziano, Canaletto, Vermeer, Murillo, Brueghel, Durero, Holbein o Caravaggio (con El cupido como obra maestra). El museo contiene 53 salas y el recorrido entero ocupa una distancia total de 2 kilómetros.
 

KUPFERSTICHKABINETT: Este complicado nombre esconde el mejor museo de obra gráfica del mundo con más de 520.000 grabados y 80.000 dibujos y acuarelas. Incluye obras de artistas desde la Edad Media hasta nuestros días entre los que destacan  Botticelli, Durero, Rembrandt o Goya.

NEUE NATIONALGALERIE: Es el museo de arte moderno de Berlín. Así como el Altes Museum de Schinkel marcó un antes y un después en la historia de la museología, este museo diseñado por Mies van der Rohe en 1968 marcó una nueva revolución en el diseño de espacios expositivos pues se utilizó por primera vez el muro de cristal. El edificio está compuesto por un rectángulo de cristal rematado por una cubierta plana de acero. Constituye una de las grandes obras del minimalismo. Los sillones de la entrada son también de van der Rohe. La colección está compuesta por los principales maestros del siglo XX con especial atención al cubismo, el expresionismo, el surrealismo y la Bauhaus.
 

FILARMÓNICA Y BIBLIOTECA: Junto a estos museos se encuentra la sede de la mítica Orquesta Filarmónica de Berlín, dirigida en su día por Herbert von Karajan, con una de las mejores acústicas del mundo, y la biblioteca de Berlín, donde se puede comer por un precio módico.

BAUHAUS: Esta escuela artística fundada por Walter Gropius en 1919 fue la primera en anular la diferencia entre arte y artesanía, con lo que dio lugar al diseño del siglo XX. Su influencia ha sido patente en todo el mundo a lo largo del siglo XX. Entre sus profesores y estudiantes se contaron Mies van der Rohe, Paul Klee, Wassily Kandinsky o Laszlo Moholy-Nagy. Tiene una colección permanente expuesta al público.

UNTER DEN LINDEN

Es una de las calles más conocidas de Berlín y arteria principal de lo que fue Berlín del Este. Se inicia en la puerta de Brandeburgo y finaliza en la Isla de los museos. Alberga diversos edificios señoriales como el hotel Adlon, el más lujoso de Berlín.

REICHSTAG: Sede del parlamento alemán. Edificio construido entre 1884 y 1894. El incendio ocurrido en 1933 dio inicio a la caza de brujas por parte de los nazis que culparon del mismo a los comunistas. El Reichstag fue símbolo de la caída de Berlín durante la segunda guerra mundial con la famosa fotografía de los soldados rusos en su techo ondeando la bandera comunista. Durante la guerra fría, quedó en el lado occidental y fue escenario de numerosos conciertos en sus inmediaciones para desesperación de las autoridades de Berlín del Este. La cúpula fue destruida durante la guerra y recientemente Norman Foster ha construido una cúpula de cristal panorámica que se puede visitar, aunque hay largas colas para ello.
 

PUERTA DE BRANDEBURGO: Es el símbolo de Berlín por excelencia. Construida entre 1778 y 1795, está inspirada en el Partenón de Atenas. Testigo de diversos momentos históricos como la entrada de Napoleón en Berlín, que ordenó desmontar la cuádriga y llevarla a París, aunque la misma volvió triunfante en 1814 a Berlín. Quedó en el lado del Este y fue escenario del aplastamiento violento de un grupo de obreros que protestaban contra el comunismo. En 2001, la puerta fue totalmente restaurada.
 
DEUTSCHE GUGGENHEIM: Es la sede alemana de la fundación Guggenheim. Carece de una colección permanente pero realiza exposiciones temporales interesantes. Nada que ver con el Guggenheim de Bilbao.

GESTAPO Y SS: Al sur de Under den Linden se encuentra el área conocida como “Prinz Albrecht Gelände” o topografía del terror que albergaba entre 1933 y 1945 las oficinas centrales del aparato de persecución y terror del régimen nazi (Gestapo y SS). Los edificios fueron destruidos durante la guerra pero sobre sus restos se ha instalado una especie de museo al aire libre con numerosa documentación y fotografías de la zona durante la época nazi, así como fichas policiales de ciudadanos conocidos. Toda esta zona está rodeada de restos del muro de Berlín.

MARTIN GROPIUS BAU: Palacio neo-renacentista cercano a la topografía del terror que alberga exposiciones temporales de arte contemporáneo.

CHECKPOINT CHARLIE: Torre de vigía que separaba el sector americano del soviético. Fue escenario de escenas dramáticas de ciudadanos del Este que intentaban pasar al Oeste y punto de intercambio de espías. Actualmente, tan sólo queda el punto de control como reclamo turístico en medio de una calle totalmente moderna. También hay un museo sobre las fugas del muro (curioso pero caro).

DZ BANK: Edificio diseñado por Frank Gehry (conocido mundialmente por ser el responsable del diseño del Guggenheim de Bilbao). Se encuentra situado justo al lado del Hotel Adlon y aunque el exterior pasa totalmente desapercibido, el interior es de una gran espectacularidad. Se puede visitar de lunes a viernes.
 

CHARLOTTENBURG

Área con amplios jardines que alberga el palacio de verano que Federico I construyó para su esposa Carlota, el museo egipcio y la colección Breugger.

PALACIO: Edificio de estilo barroco cuyas obras empezaron en 1695 por orden de Federico I. Numerosas habitaciones lujosas típicas de los palacios reales (más modesto que Versalles o el Palacio Real de Madrid). Federico el Grande (Federico II) lo amplió y enriqueció con una colección de pintura barroca con numerosos cuadros del francés Antoine Watteau, entre los que destaca “La muestra de Gersaint” (1720), que según algunos expertos contiene los mejores colores de todo el barroco.

MUSEO EGIPCIO: Conocido mundialmente por albergar el busto de Nefertiti, mujer del faraón Akenatón, quien revolucionó la cultura egipcia al imponer el culto a un único dios (Atón), llegando algunas teorías a afirmar que se podía tratar del propio Moisés. Este busto se conserva en perfecto estado y en él se pude observar perfectamente los colores de la piel e incluso el maquillaje de los labios y los ojos, tan sólo le falta una de las pupilas. Este busto era el modelo que el artista Tutmosis tenía en su taller para la realización de las numerosas esculturas que le solicitaban de la mujer del faraón para decorar todo Egipto. El buen estado de conservación se debe a que, con el paso del tiempo, el busto quedó en el taller del artista que al cubrirse de arena protegió la figura hasta que fue encontrada en 1912. El museo también alberga buenas piezas de la dinastía de los tolomeos, última de las dinastías egipcias (siglos inmediatamente anteriores a Cristo) ya mezclada con los griegos, a la que pertenecía Cleopatra, lo que puede observarse en los retratos de muchos sarcófagos, donde los peinados y barbas de los muertos son típicamente griegos. También hay piezas representativas del Egipto Negro, zona de Nubia (entre Egipto y Sudán) e incluso de Etiopía, piezas poco comunes e estudiadas.
 

COLECCIÓN BERGGRUEN: Colección de arte del siglo XIX y XX de Heinz Berggruen, quien emigró a Estados Unidos y París pero que finalmente decidió donar su colección a su ciudad natal. El museo es pequeño pero reúne más de 20 cuadros de Picasso, otros 20 de Matisse, una docena de Paul Klee y diversas esculturas de Giacometti. Uno de los museos más recomendables de Berlín.


APÉNDICES

KUDAM: Es la abreviatura que los alemanes utilizan para referirse a kurfürstendeamm, la principal arteria comercial del Berlín Occidental. Empieza con el zoológico, con una reconocible puerta con dos elefantes, que se alza enfrente del Europa Center, un centro comercial cutre al estilo Benidorm, y prosigue con la iglesia conmemorativa del Kaiser Guillermo (Kaiser-Wilhelm-Gedächatniskirche), famosa torre en ruinas que sufrió los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y que se ha preferido no restaurar. En cambio, se ha edificado una moderna iglesia a su lado que alberga un crucifijo metálico fundido con los clavos hallados entre las cenizas de la catedral de Coventry (Inglaterra) bombardeada por los alemanes en 1940. El resto de la calle está llena de tiendas y centros comerciales. Fasanenstrasse es la calle perpendicular que alberga las tiendas más lujosas. En este barrio también se encuentran los KaDeWe (tauentzienstrasse), almacenes al estilo el Corte Inglés.

ESTADIO OLÍMPICO: Al estadio olímpico que mandó construir Adolf Hitler para los Juegos Olímpicos del 36 se llega con la línea U2 del metro (tres paradas a partir de Charlotemburg). Presenta el estilo arquitectónico típico del nazismo, inspirado en la antiguo Imperio Romano. La fachada principal está compuesta por dos altas columnas que sostienen por medio de unos cables los aros olímpicos que quedan así suspendidos en el aire. El estadio fue el lugar en el que el atleta negro Jesse Owens obtuvo 4 medallas de oro para desesperación de la raza aria. También aquí se rodó el final de la película Mephisto de Ivan Stzabo en la que el protagonista, Klaus Maria Brandauer, está situado en medio del campo y es iluminado por diversos focos en claro homenaje al cine expresionista alemán de principios de siglo. El estadio ha sido totalmente restaurado con motivo de la Eurocopa de 2008.
 

HAMBURGER BANHOFF: Antigua estación de tren remodelada que alberga una muy buena colección de arte contemporáneo. Contiene piezas clave del arte de la segunda mitad del siglo XX, como el retrato de Marilyn Monroe o el de Mao que hizo Andy Warhol u obras de Joseph Bueys y Keith Haring (artista cuya técnica recuerda al graffiti callejero).

POSTDAM: Capital de Brandeburgo con 140.000 habitantes y situada muy cerca de Berlín. Lugar lleno de palacios barrocos con amplios jardines al estilo de Charlotemburg. Especialmente recomendable para enamorados.


RESTAURANTES

La cocina alemana no es conocida precisamente por su calidad y variedad. Es difícil encontrar sitios de típica comida alemana y, por el contrario, Berlín acoge infinidad de restaurantes de cocina internacional. La mayoría de museos tiene restaurantes con comida decente y a precio asequible para las horas de la comida. Para salir a la aventura en busca de un lugar para cenar, lo más recomendable es el barrio de Mitte que acoge infinidad de restaurantes con encanto (ver zona Hackesche Höfe).

PANASIA: Restaurante de comida asiática situado en el barrio de Mitte con decoración minimalista y ambiente muy agradable. Como anécdota, los urinarios están provistos de pantallas individuales de plasma donde proyectan dibujos manga. Precio: 30€. Recomendable todo tipo de currys, sushis y noodles (espaguettis orientales). Rosenthaler Strase, 38. Telf: 030 27908812. www.panasia.de

CAFÉ EN LITERATUR HAUS: Café con terraza muy agradable en verano situado en una librería de la Fasanen strasse (Kudam). Muy recomendable para cenar. Cocina ligera internacional. Ensalada de pollo y arroz con pollo al curry. 20€.

HOTEL KEMPINSKY: Hotel clásico situado entre Kudam y Fasanen Strasse que dispone de una terraza donde poder tomar un buen plato combinado de cocina típica berlinesa. 30€.

CIBBO MATTO: Restaurante italiano de diseño que contiene tres ambientes: bar restaurante y terraza. Situado en pleno barrio de Mitte. (35€). Rosenthaler Strasse 44.

EINSTEIN: Café de toda la vida (al estilo del Café de la Ópera de Barcelona) donde se puede comer a un precio asequible. Agradable terraza. Situado cerca de Kudam. Kürfurstenstrase 58. 25€. Telf: 030 2615096

BUNKER: Cerca de Postdamer Platz y la antigua estación de trenes que fue destruida en la guerra y de la que tan sólo queda la fachada de ladrillo rojo, existe un antiguo bunker de la Segunda Guerra Mundial que ha sido transformado en restaurante.

KEBABS: Berlín acoge un buen número de inmigrantes turcos, por lo que el barrio de Mitte cuenta con numerosos lugares donde tomarse un buen Kebab, allí lo llaman shamrasa o algo así, y una cerveza por menos de 6€.



Volver a la página anterior
  Inglés | Español

 

Trailer del documental
"Valdés como pretexto"

© 2010 www.perfectwide.com. Todos los derechos reservados.