Viaje

Japón. Entre la tradición y la modernidad

Enviar a un amigo   Imprimir

Japón se podría definir como un país de contrastes donde los tópicos son una realidad. Sus habitantes disfrutan de innumerables ventajas en comparación con Occidente, como la inexistencia de la inseguridad ciudadana, la limpieza absoluta de sus calles o un mayor adelanto tecnológico. Estos adelantos tecnológicos llegan a extremos impensables como el campo de fútbol construido en Sapporo cubierto por una cúpula pero cuyo césped es móvil para poder sacarlo fuera de la misma al objeto de que le dé el sol (270 millones de euros de coste).

Los inconvenientes principales que el visitante encontrará a su llegada al país es el alto coste de la vida, prácticamente el doble que en España y la escasez de espacio, algo que no se aprecia en los hoteles pero sí en las viviendas particulares. Una familia media japonesa con hijos vive en un piso de entre 50 y 60 metros cuadrados y un arquitecto japonés soltero puede vivir en un piso de 35 metros cuadrados por el que paga un alquiler de 1.000 € al mes. Asimismo, esa falta de espacio - 150 millones de japoneses viven en una superficie que es un tercio de la de España - puede apreciarse también en el metro donde existe la figura de los empujadores de metro, encargados de apretar a la gente en las horas punta para que haya espacio para todos.

Otro rasgo típico de Japón es la extremada amabilidad de sus habitantes que hará sentirse al visitante muy a gusto durante su estancia en el país nipón, algo que hace olvidar los problemas de comunicación que seguramente experimentará, pues la mayoría de japoneses no habla ni una palabra de inglés. Por último, el visitante también se sorprenderá con la naturalidad con la que los japoneses llevan mascarillas en la calle para evitar contagiar un resfriado o resguardarse de las alergias, un ejemplo más de esa consideración hacia los demás.


TOKYO ANTIGUO (UENO)

ASAKUSA KANNON: Es el templo más antiguo y más querido de Tokyo. Fundado en 628 por dos hermanos que descubrieron milagrosamente una imagen de oro de Kannon, la divinidad de la compasión. La calle de acceso al templo (Nakaise-dori) se encuentra bordeada de puestos que venden todo tipo de productos para atraer a los peregrinos. Rodeado el templo se encuentra el Asakusa jinja (santuario) y el templo Dembo, residencia del abad de Asakusa Kannon. El 18 de marzo se celebra un desfile con un dragón por el aniversario del descubrimiento de la estatua de Kannon. Cerca del templo se pueden ver los típicos taxis consistentes en carros tirados por hombres que, aunque se haya popularizado en muchos países asiáticos, es originaria de Japón.
 

SANTUARIO UENO TOSHOGU: Es el único santuario de Tokyo que ha recibido la designación de “tesoro nacional”. Fue terminado en 1651 y está dedicado al shogun (señor de la guerra) Ieyasi Tokugawa, que unificó Japón y fundó Tokyo, y cuya familia dominó el país durante 250 años.

MUSEO NACIONAL DE TOKYO (Tokyo Kokuritsu Hakubutsukan): Recorre todo el arte y la cultura de Japón, desde la pintura a la escultura (budas) pasando por la cerámica, las espadas o los textiles.

PALACIO IMPERIAL DE TOKYO (KOKYO): Situado en el centro de Tokyo es la residencia oficial de los emperadores, por lo que sólo se puede visitar una vez al año. Vendría a ser como el Palacio de la Zarzuela.
 


TOKYO MODERNO (SHIBUYA)

ESTATUA DE HACHIKO: El punto de encuentro más famoso de Tokyo es la plaza de la estatua de Hachiko, perro que, según cuenta la leyenda, aguardó durante años en esta plaza el regreso de su amo muerto y que retrata a la perfección la fidelidad canina. La plaza se encuentra presidida por una pantalla gigante de Sony y desde la misma irradian un sinfín de calles que vertebran el barrio. Se pueden presenciar auténticas aglomeraciones humanas.
 

KOEN DORI (Calle parque): A lo largo de esta calle se encuentran un buen número de los mejores grandes almacenes de Tokyo donde se pueden encontrar desde aparatos de alta tecnología que tardan años en llegar a España hasta ropa de los últimos diseñadores.

INOGASHIRA DORI: Esta calle se extiende a través del parque Yoyogi y se pueden observar conciertos espontáneos de rock y heavy metal escuchados por jóvenes japoneses vestidos al último grito occidental, lo que constituye una de las escenas más asombrosas de Tokyo. Vendría a ser como el Central Park de Nueva York. Es un lugar de paso hacia el Santuario Meiji.

MEIJI JINGU (Santuario Meiji): Este Santuario, situado en medio del Tokyo moderno, está dedicado al emperador Meiji, quien presidió la transformación de Japón desde un país feudal a un Estado moderno. El santuario quedó terminado en 1920. Para llegar a él, se da un agradable paseo por el parque. Se pueden ver bodas sintoístas en su interior.

TAKESHITA DORI: Es la calle en la que los adolescentes de Tokyo compran vaqueros y camisetas, comen hamburguesas o simplemente dan una vuelta. Calle abarrotada de gente y de tiendas con productos de lo más pintoresco.

OMOTESANDO: Viene a ser los Campos Elíseos de Tokyo con las tiendas de lujo y terrazas donde sentarse y ver pasar la gente. Destaca el edificio de Dior diseñado por Sejima y Nishizawa, premio Pritker de 2010 y responsables del diseño de ampliación del IVAM, entre otras obras.
 
 
ODAIBA: Palabra que significa “plataforma”. Es la zona en expansión de Tokyo. La ciudad ha ganado este espacio al mar y pueden verse diversos edificios de última generación como la sede de una televisión, el Venus Fort (“parque temático para mujeres”) o el show room de Toyota, donde se puede entrar en todos los modelos de además de probar las últimas innovaciones de la tecnología (simuladores virtuales, un coche eléctrico que se desplaza sin conductor por la tienda, los colores en los que se fabrica cada modelo...). Asombrosamente, el precio de los coches es un 40% más barato que en España. También se puede ver el típico parking japonés, consistente en una columna de coches apilados por una rampa elevadora que puede alcanzar unas 20 alturas. Para llegar a esta zona se debe coger el Yurika Mone (un tren sin conductor) en la estación de Simbasi. Vale la pena sentarse en la cabecera para tener la mejor vista.
 


KYOTO

Fundada en 794. Después de más de 1000 años, el centro de poder se desplazó a Tokyo, pero Kyoto siguió siendo la sede de los emperadores y depositaria de la cultura clásica. Contiene 1650 templos budistas, 400 santuarios sintoístas, 60 jardines y 3 palacios imperiales. Kyoto escapó a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, por lo que permanece prácticamente intacta. Kyoto también es conocida por Gion, el barrio de las geishas y de los restaurantes y casas de té del siglo XVIII (es recomendable dar un paseo al atardecer). A continuación se hace una descripción de los templos y santuarios más interesantes:

DAITOKUJI: Complejo de 24 templos zen. El templo Daisen-in contiene uno de los mejores jardines zen.
 

PABELLÓN DE PLATA (Ginkakuji): Es uno de los templos más famosos de Kyoto. Debe su nombre a que iba a ser recubierto de plata pero la guerra civil que asolaba Kyoto en aquella época (1492) impidió que se llevara a cabo.

PALACIO IMPERIAL (GOSHO): En el corazón de la ciudad, el Palacio Imperial fue la sede del emperador hata mediados del siglo XIX, y cada nuevo emperador regresa aquí para su investidura. Los austeros edificios datan de 1855.

SANTUARIO HEIAN: Famoso por su fachada roja con tejas verdes. Fue construido en 1895 y está dedicado a los primeros y últimos emperadores. Parece como si todos los restaurantes orientales de Occidente hubieran copiado esta decoración.

VILLA IMPERIAL (Katsura Rikyu): Fue construida en 1590 para un hermano del emperador. Constituye uno de los hitos de la arquitectura japonesa.

PABELLÓN DORADO (Kinkakuji): Pequeño y delicado se encarama al borde de un gran lago, perfectamente reflejado en sus aguas. Los dos pisos superiores están cubiertos de pan de oro. Construido en 1394, fue originalmente un pabellón de recreo del shogún Yoshimitsu pero a su muerto se convirtió en un templo zen. En 1950, un monje joven lo incendió en un ataque de locura, por lo que el actual es una fiel reproducción. Este episodio dio origen a una de las más célebres novelas de Mishima.
 

CASTILLO NIJO (NIJO-JO): El castillo Nijo, con sus suntuosas estancias llenas de pinturas que brillan con pan de oro, fue la residencia que tuvieron los shogunes en Kyoto.

NINNAJI: Templo fundado en 886 y reconstruido en 1630. La sala principal acoge una imagen del Buda Amida del 888.

RYOANJI: Contiene uno de los mejores jardines zen de Kyoto. Es toda una experiencia sentarse a mirarlo (es imposible ver todas las piedras desde un mismo punto) y meditar.
 

SANJUSANGENDO: Templo fundado en 1164 y reconstruido en 1266 que inspira un gran respeto por su vasto altar que contiene 1001 imágenes del dios Kannon en la penumbra.

TOJI: Pagoda de cinco pisos que con sus 57 metros de altura es la más alta del país.


RELIGIÓN

En Japón, conviven dos religiones que pueden observarse en sus templos y santuarios, el budismo zen y el sintoísmo.

El sintoísmo es la religión más antigua de Japón. No se trata tanto de un conjunto de creencias como de un estilo de vida basado en que la naturaleza es sagrada. De ahí que los templos sintoístas se alcen en parajes naturales de gran belleza.

El budismo zen llegó a Japón procedente de la India, a través de China, en 1192, cuando el sacerdote Eisai fundó el primero de los templos zen. Esta religión atrajo de inmediato a los samurai, y no tardó en impregnar la vida japonesa. Inspiró la ceremonia del té, la estética de la sencillez, el énfasis en el autocontrol y casi podía decirse que el zen es el alma de Japón. El zen es la creencia de que la verdad hay que encontrarla en el interior del que la busca, no en el exterior. Los austeros jardines zen, compuestos por rocas oscuras dispuestas sobre arena rastrillada fueron ideados para que los monjes los miraran en contemplación y les ayudara a su meditación.


LIBROS

- Elogio de la sombra. Junichiro Tanizaki. El autor señala en 1933 las principales diferencias entre las costumbres occidentales y las japonesas en lo referente al modo de vivir. Asombroso pasaje el dedicado a la diferencia entre los retretes de una y otra cultura.
- La perla. Yukio Mishima. No hay que perderse el relato titulado “Patriotismo” y que narra el rito del hara-kiri.
- Lecciones esprituales para jóvenes samurais. Yukio Mishima. Libro que reúne cinco textos inéditos del autor y que ayudan a entender el código samurai que Mishima defendió hasta las últimas consecuencias con su suicidio por el método conocido como hara-kiri.
- Nieve de primavera. Yukio Mishima. Quizás la mejor novela del autor japonés.


PELÍCULAS

- Rashomon. (1950). Akira Kusosawa
- Los siete samurais. (1954). Akira Kusosawa. Filme que sería objeto del remake americano Los siete magníficos.
- Ran. (1985). Akira Kusosawa. Película inspirada en El Rey Lear de Shakespeare.
- La balada de Narayama. (1983). Shohei Imamura. Palma de Oro de Cannes.
- El imperio de los sentidos. (1976). Nagisa Oshima. Filme de alto contenido erótico que produjo el procesamiento de su autor.
- Feliz Navidad, Mr. Lawrence. (1978). Nagisa Oshima. Esta película vino a ser la otra cara de El puente sobre el río Kwai.


GASTRONOMÍA

- PESCADO: Japón es una isla y como tal se ha dedicado a explotar los recursos que le rodean, el mar. El pescado es la base de su cocina y se cocina de muy diversas maneras como el famoso sushi.

- SUSHI: Es el pescado crudo más conocido de Japón. Consiste en una delicadas piezas de diferentes pescados que siempre van acompañadas de arroz y, en ocasiones, rodeados por algas. Suele haber locales de sushi para llevar.

- SASHIMI: Es el pescado crudo pero sin el arroz como acompañamiento.

- TEMPURA: Comida compuesta por vegetales y pescado rebozado que importaron los misiones católicos para la época de Cuaresma (“tempora”). Con el tiempo evolucionó y se ha convertido en un plato típicamente japonés que suele tomarse en un lugares acondicionados a tal fin y donde los comensales rodean al chef que cocina en el momento las piezas de verdura y pescado y las va depositando en los platos de los comensales.

- SAKE: Es, junto con la cerveza, la bebida más popular de Japón. Es el alcohol que se obtiene de la fermentación del arroz. Se puede tomar de diversas maneras y con diversa gradación. El sake frío es como un vino de arroz y el sake caliente vendría a ser el aguardiente.

- LA CEREMONIA DEL TÉ: Es una costumbre muy arraigada en Japón y existen casas de té donde se puede tomar. El té verde es el más típico de Japón y en las casas tradicionales se sirve el té de macha que es muy espeso y tiene un sabor característico. Suele ir acompañado de una pasta dulce de arroz.


GHEISAS

Contrariamente a lo que se piensa en Occidente, las gheisas no son prostitutas, sino mujeres educadas desde muy jóvenes para cultivar las artes. Suelen saber tocar varios instrumentos musicales, recitan poesías y son famosas por su conversación interesante. Actualmente, hombres negocios suelen requerir sus servicios, bien para disfrutar de una buena conversación en momentos de soledad, o para impresionar a sus invitados durante una comida o una cena, a las que también pueden asistir las esposas de los invitados.



Volver a la página anterior
  Inglés | Español

 

Trailer del documental
"Valdés como pretexto"

© 2010 www.perfectwide.com. Todos los derechos reservados.